Linea Oeste

A pesar de la fuerte oposición de asociaciones de vecinos y organizaciones sociales, fueron aprobados los nuevos Códigos Urbanístico y de Edificación

12/12/2018
A pesar de la fuerte oposición de asociaciones de vecinos y organizaciones sociales, fueron aprobados los nuevos Códigos Urbanístico y de Edificación

El pasado jueves 6 de diciembre, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires convirtió en ley los nuevos Código Urbanístico y Código de Edificación, en los que se contempla, entre otros aspectos, que los futuros edificios no podrán superar los 38 metros de altura y que se podrán construir “micro-departamentos” o subdividir las unidades funcionales en “micro-ambientes”, en ambos casos de solamente 18 metros cuadrados de superficie. Además, se plantean criterios de sustentabilidad, como los techos blancos destinados a combatir las altas temperaturas en los pisos superiores.

En la sesión ordinaria de la Legislatura porteña, ambos proyectos obtuvieron 34 votos favorables por parte del bloque Vamos Juntos, y 23 en contra desde la oposición, en presencia de vecinos que manifestaron vivamente su rechazo a las iniciativas, fundamentalmente por considerar que con la entrada en vigor de las nuevas normativas, disminuirán los espacios verdes públicos y serán fomentados desarrollos inmobiliarios que resultarán perjudiciales para la gran mayoría de los habitantes de la Ciudad.

El nuevo Código Urbanístico, que fue elaborado por el Gobierno de la Ciudad y presentado junto al Código de Edificación al Parlamento el pasado mes de abril, tiene como objetivo, de acuerdo a sus impulsores, modernizar el hasta ahora vigente Código de Planeamiento Urbano, de 1977, en el que se establecía dónde, cuánto y de acuerdo a qué criterios se debía edificar en cada distrito de la Ciudad. El saliente Código de Edificación, por su parte, data de 1943, y determinaba de qué manera y con qué materiales debían ser hechas las obras.

De acuerdo al nuevo Código Urbanístico, se reduce de 27 a 6 la cantidad de alturas permitidas para los futuros edificios, con la finalidad de "homogeneizar" sus niveles, partiendo de un rango que va desde los 9 y 10,5 metros de altura (generalmente en calles y pasajes) hasta los 38 metros en las zonas de los llamados “grandes corredores”, como son las avenidas 9 de Julio y Del Libertador.

Además, fue instituida la llamada "mixtura de usos" de los terrenos de los barrios, mediante la cual se habilita la combinación en un mismo predio de diferentes actividades, como ser viviendas, áreas comerciales y servicios sociales, lo que marca una distinción con la normativa anterior, que contemplaba sectores concretos destinados a cada actividad, estableciendo qué sectores podían ser residenciales, comerciales o industriales.

El recientemente aprobado Código Urbanístico introduce criterios de sustentabilidad para los futuros edificios, como la exigencia de que posean "terrazas verdes" o los mencionados "techos blancos". Asimismo, se contempla la prevención de inundaciones mediante la recolección y posterior aprovechamiento del agua de lluvia.

El Código de Edificación, por su parte, determina el uso de nuevos materiales y sistemas de construcción en función de una mayor eficiencia para las nuevas obras, estableciendo además cuáles pueden ser los tipos de subdivisiones de los departamentos para optimizar el uso del espacio. Esto último da lugar a la construcción de los "micro-ambientes", de sólo 18 metros cuadrados, algo que motivó airadas críticas por parte de distintas asociaciones de personas con discapacidades o movilidad reducida, debido a las dificultades que estas subdivisiones les causarían para su desplazamiento. Por esto, se dispuso que no podrán construirse edificios compuestos íntegramente de "micro-departamentos", sino que solamente la mitad de las viviendas podrán contar con esta métrica.

Por otro lado, la normativa contempla nuevos modelos de “arquitectura inclusiva”, dado que los nuevos restaurantes y bares podrán tener baños “unisex” o incorporar dispositivos destinados al cambio de pañales de los bebés en los baños masculinos.

Uno de los principales cuestionamientos planteados por vecinos y organizaciones sociales radica en que el nuevo Código Urbanístico carece de instrumentos destinados a la gestión de espacios verdes y públicos. A lo que desde el Gobierno de la Ciudad respondieron que se encuentran trabajando en el tema a través de la confección de un Código de Espacio Público, aunque hasta el momento no existe información oficial alguna respecto a dicho código. Por otra parte, los principales críticos de la oposición argumentaron que al aumentar la posibilidad de construir en la totalidad de la Ciudad, en lugar de solamente en lugares estratégicos, será el mercado inmobiliario quien defina en cuáles zonas se construirá. Aseveraron, además, que es factible que los nuevos metros cuadrados habilitados para la edificación reproduzcan la tendencia que ya puede ser vista en emprendimientos de lujo en el eje de la Av. Rivadavia y en el llamado “corredor norte”; de manera más específica en barrios como Caballito, Palermo, Belgrano; en tanto que se densifican barrios como Chacarita, Almagro, Villa Urquiza y Villa Crespo, por poner sólo algunos ejemplos.


 

Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000

Es el Visitante N°: 53449

Staff LINEA OESTE

Directora Propietaria: Nora B. Mestre

Diseño Diagramación Ed. Impresa: Daniel Klodi

Colaboradores: Lara Varela

Registro Prop. Int: RL-2018-42506902-APN-DNDA#MJ

 

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoeste@yahoo.com.ar

Dirección:

Pasaje el Trébol 6947 Cap. Fed. (1408)

Teléfonos:

4641-0997

Redes Sociales

Síguenos en: