Linea Oeste

Pintando mándalas

05/10/2015
Pintando mándalas

En el marco de la exposición de los artistas Carla Lentini y Alejandro Montero

Sprovieri, integrantes de la red "Arte Nueve" en la sala de espera del Centro de Salud CESAC N° 37, el día 18 de septiembre, se realizó un taller coordinado por Carla Lentini destinado a los niños que concurrieron al mismo . Entre las actividades que se realizaron , los niños pintaron una serie de mándalas y se dio una charla dirigida a los padres, niños y al personal presente, sobre el origen de estas significativas figuras. La producción de los niños estuvo expuesta con los cuadros de los artistas del barrio de Liniers.

El proyecto fue un trabajo conjunto entre el Registro de artistas de la Comuna 9, la red "Arte nueve", la fonoaudióloga  Carolina Montero y los demás profesionales de la Juegoteca del Centro de Salud.

Alexander Bezzín dice en su obra Significado y Uso del Mándala que son representaciones simbólicas espirituales y rituales del macrocosmos y el microcosmos, utilizadas en por todas las culturas del mundo.

Se trata de una palabra de origen sanscrito que significa circulo sagrado.

Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración) es representado como un círculo dentro de una forma cuadrangular. En la práctica, los iantra hindúes son lineales, mientras que los mándalas budistas son bastante figurativos. A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mándala.

Otras culturas poseen configuraciones mándalicas o mandaloides, frecuentemente con intención espiritual: la mandorla (almendra) del arte cristiano medieval, ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, los rosetones de vitral en las mismas iglesias, las chacanas del mundo andino, los diagramas de los pueblos indios, etcétera.

Es muy probable que esta universalidad de las figuras mandálicas se deba al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección   y   que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza.

A su vez, en los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de uno profano; para esto, en la tradición del ocultismo occidental, se ha recurrido y recurre a los círculos mágicos; el espacio sacro es el inscripto en tales círculos que, de este modo, cumplen funciones análogas a los mándalas orientales. Esta universalidad de los mándalas hizo que el psiquiatra Carl Gustav Jung los privilegiara como expresiones probables de lo inconsciente colectivo. Para Jung, el centro del mándala figura al sí mismo , que el sujeto intenta lograr perfeccionar en el proceso de individuación.

Dentro de las múltiples técnicas de relajación orientales, se encuentra la de pintar mándalas.

 


Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000
Es el Visitante N°: 20075

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoeste@yahoo.com.ar

Redes Sociales

Síguenos en: