Linea Oeste

Don Rafa, el almacenero

22/09/2015
Don Rafa, el almacenero

4 de Septiembre Día del Inmigrante

No fue fácil para los miles de personas que se desplazaron desde Europa hacia América y el beneficio que les habían prometido en sus países de origen costaba mucho encontrarlo. Allá los problemas también eran muchos: la tierra tenía un precio inalcanzable, no se fomentó tampoco una ley que alentara la adquisición de pasajes por parte de los viajeros, el óptimo mercado de trabajo prometido, no fue tal y el desaliento de los recién llegados produjo un incremento de regresos a su madre patria. Se agregó a ello la crisis del ´90 que influyó entre otras cosas en la supresión de los anticipos de pasajes, en adelante solo reservados a parientes de personas radicadas en el país. Entre estos hombres solos, hubo historias conmovedoras entre nuestros conocidos  y  amigos  como  es  el caso del Rafa, el padre de   Aída Novello hoy vecina del barrio de Liniers.

Rafael partió desde Torre un pueblito en el sur de Italia, en Calabria, en aquel enero de 1925 zarpó desde Génova hacia nuestro país en el barco Principessa Mafalda.

Con el corazón desgarrado al dejar a su esposa y a sus dos hijitas, respiró profundamente y pensó en las penurias que llevaban vividas él y su familia y se prometió una nueva vida,sabía que el único camino para lograrlo era América, Europa era ruinas y desolación, se dijo a si mismo, que saldría de esa situación para luego poder llevar junto a él a su familia y comenzar el gran proyecto de su vida.

Y vaya si lo cumplió desempeñó aquí diversos trabajos hasta que el destino lo llevó hacia el almacén de Floresta, allí

nacieron sus tres hijas argentinas. Puso en ese negocio sus sueños. Se entraba a él por la ochava, el local era amplio, limpio, prolijo y ordenado, donde cada mercadería estaba puesta de tal forma que era una verdadera ornamentación culinaria. Había en el negocio todo lo que se necesitaba para que funcionara una casa, fideeras, legumbreras, cajones para los distintos tipos de azúcares, todo se vendía suelto arroz, yerba, harina, dulce de leche, etc. También en productos envasados era muy grande la variedad sin contar los licores y bebidas, había de todo en botellas y en petacas.

Aprender a hacer los paquetes en papel de estraza llevaba su tiempo, las orejitas de los paquetes debían quedar paraditas y como estaban las nenas para llevar los pedidos a domicilio, precursoras del delivery actual

Yolanda Leiva


Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000
Es el Visitante N°: 1276

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoeste@yahoo.com.ar

Redes Sociales

Síguenos en: